Una pistola en su piel y otra en su coño